¡Juguemos!


Hoy me apetece hacer algo diferente, es algo que no he hecho antes y que creo que os va a gustar.
¿Recordáis que la semana pasada subí el cuento “Rojo y gris”, interpretado por Claudio Serrano y grabado en estudio?
Ya sabéis que ese texto formó parte de la 2ª edición de EL PODER DE LA VOZ…
Pues bien, aprovechando que tengo los dos vídeos en mi canal, vamos a ponerlos juntos para ver —y escuchar— las diferencias (que las tiene) y, así, vemos cuál nos gusta más.
[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=tUG8sVgzZFg&w=320&h=266]
[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=hyvpkSJv718&w=320&h=266]
La historia es la misma, pero en la versión en directo falta una palabra… ¿Habéis descubierto cuál?
¿Os provoca las mismas sensaciones uno que otro?
¿Preferís la pureza del sonido que se consigue en un estudio o la energía que fluye en un directo?
¿Necesitáis ver las expresiones del actor a la hora de apoyar sus palabras o la voz es suficiente para descubrir los matices?
¿Cuál os parece la mejor opción: la soledad del micro o la compañía del público?
Este post es un inocente juego, un experimento, un divertimento, una manera diferente de disfrutar de una voz, la de Claudio Serrano, y un cuento, demostrando cómo las mismas palabras en boca de la misma persona pueden tener distintas inflexiones, matices, colores, dependiendo del lugar y el momento, de la intención y la sutileza, de estar acompañados o solos, de tener los ojos cerrados o abiertos.
Y  tú, ¿qué prefieres?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.