Siete años, siete cuentos: K DE PICAS

Carta K de picas

Y llegamos al último día del mes con el último de mis favoritos: K DE PICAS.

“El poder de la voz”: un cuento dedicado al doblaje, a los actores de doblaje que tan importantes son para mis criaturas, para mis cuentos y para mí. Y estaba claro quién tenía que ser el responsable de interpretar este texto: Don José Fernández Mediavilla, Pepe Mediavilla.

Voz inconfundible, tristemente desaparecido el pasado mes de abril, y que fue el responsable de abrir la 1ª edición de EL PODER DE LA VOZ (y de cerrar, junto a sus hijos, la última edición).

Hecho a medida, por y para él, recopilando detalles de su vida y sus propias palabras al hablar de su profesión.

Quise que, poniéndole a él, a Pepe, como ejemplo, sintiéramos lo que vive un actor de doblaje cuando trabaja, cuando sale a la calle pasando desapercibido, cuando la inmensa mayoría de la sociedad no reconoce su trabajo y como, a pesar de lo ingrato que pueda resultar, sigue haciendo magia y dándonos escenas para el recuerdo.

 Un texto que, tras la muerte de Pepe, os confieso que  no he sido capaz de volver a escuchar. Un cuento que transmite ternura y pasión, que nos hace sonreír y nos emociona también, como Pepe, con su socarronería y sus anécdotas, con sus consejos y sus lecciones, como MAESTRO que era, como MAESTRO que es.

Y así cerramos esta celebración, estos siete años de criaturas, de historias que nacen y mueren, de aventuras que continúan vivas mientras les prestamos atención, de noches en blanco y días de sueño, de obsesiones y necesidad de contar, de escenarios, de estudios, de actores y actrices, de sonrisas y alguna lágrima furtiva, de vidas, de palabras y voces…

¡Por otros siete años más!

(En recuerdo de Pepe Mediavilla. «La princesa te echa de menos»).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.